Comunicar es un proceso natural que forma parte de cualquier actividad que desarrolles. Sin embargo, es frecuente que estas tareas ofrezcan una resistencia en el caso de autónomos, emprendedores y pequeños empresarios debido, principalmente, a su desconocimiento. Manejar una herramienta como Facebook o Whatsapp es relativamente sencillo. La complicación viene a la hora de ofrecer información, tanto por la falta de temas (qué cuento ahora) como por la forma de hacerlo (cómo escribo esto). Responder a estas cuestiones y hacer que disfrutes informando de tu empresa es el objetivo de este espacio en la red.

Hay cuestiones que pueden generar verdaderos quebraderos de cabeza: ¿Cómo digo lo que quiero decir? ¿Cómo puedo escribir esta noticia sobre un nuevo producto o servicio? ¿Qué hago para poder llegar a más gente? ¿Qué comparto en Facebook? ¿Me beneficia tener una web sobre mi empresa? Existen múltiples herramientas de comunicación que están a tu disposición. El conocimiento y manejo de las mismas depende de la destreza, dedicación e interés que tengas en ello.

La comunicación es de esas tareas que ‘haré más tarde, luego, en otro momento’

Mi experiencia en los últimos años me ha hecho comprobar que existe una necesidad real en autónomos, emprendedores y pequeños empresarios en materia de comunicación. Hablas con ellos sobre su negocio, los clientes, la gestión y no hay problema. Pero cuando hablamos de comunicar, de difundir su trabajo, de darlo a conocer nunca hay tiempo. Es de esas tareas que se harán más tarde’, ‘luego’, ‘en otro momento’. La comunicación de tu empresa es uno de los pilares básicos que conforman la estructura de tu proyecto. Y hay que hacerle caso. ¿Qué ocurre entonces? Detecto resistencia, miedo a enfrentarse a algo que no se domina. Al informar nos exponemos, es un compromiso y un ejercicio de responsabilidad. ¿Qué tal si la asumes, te formas, aprendes y tomas las riendas de la comunicación de tu empresa?

¿Te animas a descubrir al periodista que llevas dentro y dejas que se exprese?

Para un autónomo, emprendedor o pequeño empresario contratar los servicios de un profesional de la comunicación no siempre está al alcance de su bolsillo. Pero tampoco es necesario en todos los casos. Basta con disponer de unos conocimientos básicos y unas pautas generales para que puedas sacar al periodista que llevas dentro e informar sobre tu actividad y tu empresa de manera sencilla, fácil y creativa. Con estos ingredientes básicos estarás en condiciones de presentarte ante la sociedad y los clientes con otra cara.

Ya tienes mucho adelantado, aunque no te des cuenta: conoces tu negocio al dedillo y sabes lo que quieres; probablemente tienes un móvil conectado a Internet con el que trabajas; dispondrás también de un ordenador o tablet; y también sabes escribir. Estas son las herramientas que necesitas. Vamos a sacarle el máximo partido, a pulir tu estilo periodístico y a disfrutar informando sobre tu empresa, de manera creativa. ¿Qué te parece?

El curso de Redacción creativa de contenidos web va de todo esto: ofrecer a autónomos, emprendedores y pequeños empresarios una formación básica que les permita afrontar por sí mismos la comunicación de su empresa. Tú eres quien mejor entiende tu negocio, el mejor comercial, administrativo y director. A partir de ahora también serás el mejor informador de tu actividad.  ¿Quieres ser autónomo también con la comunicación de tu empresa? Bienvenido, estás en el sitio adecuado. Yo puedo ayudarte.

 

Comparte si te ha gustado