Uno de los textos más complicados a la hora de escribir dentro de tu web suele ser algo tan básico como el apartado Sobre mí. ¿Quién soy yo? ¿A qué me dedico? ¿En qué consiste mi trabajo? Hablar de uno mismo siempre es una tarea complicada. Contamos algunas cosas, lo que nos interesa en un momento determinado. Pero estamos hablando de escribir un texto sobre mí para tu página web, un texto que van a leer tus amigos, familiares, clientes y desconocidos. Hay que trabajarlo, hay que pensarlo y darle forma. ¿Cómo lo escribo?

En el taller Redacción creativa de contenidos web te propongo hacer una práctica en la que tienes la oportunidad de sacar al periodista que llevas dentro y realizar una entrevista a un compañero para obtener toda la información acerca de quién es y qué hace. Con esos datos elaboras un breve discurso para explicar lo que has entendido y comprobar si concuerda con lo que tu compañero te ha contado. Después intercambiamos papeles. Me resulta llamativa la reacción de los participantes: se muestran nerviosos, no saben qué preguntar ni qué responder, a pesar de que no están en un examen, sólo tienen que hablan de ellos mismos. Entre sus comentarios: “no sabía que ser periodista era tan difícil”. La apariencia de las cosas, las creencias personales entran en conflicto con la realidad de la experiencia cuando las hacemos nuestras. Vemos a un periodista entrevistando a una persona y nos parece lo más simple del mundo, algo sencillo. Sin embargo, en el momento en el que cogemos el micrófono, la cosa cambia. Otro comentario estrella: “no sé si es más difícil preguntar o responder”.

La dificultad de realizar algo que estamos acostumbrados a ver en los medios de comunicación, como es hacer una entrevista, varía cuando eres tú el que coge el micrófono 

Algunos consejos de redacción

Antes de ponerte a escribir te recomiendo coger papel y bolígrafo y anotar una serie de ideas que voy a sugerirte que te plantees. En primer lugar tienes que presentarte, decir quién eres y a qué te dedicas. Y presentar también tu web, tanto si es parte de tu empresa o proyecto como si es personal. El público quiere saber, es nuestro lado cotilla, así de curiosos somos por naturaleza. Escribe esto.

Definir tu actividad y tu posición en el mercado es fundamental para establecer el punto central desde el que poder comunicarte. Qué soy, qué hago y dónde estoy constituyen las raíces de todo proceso comunicativo. Escribe esto también.

Realizar este análisis puede poner en tela de juicio valores, productos, servicios, acciones que puede que antes tuvieran su razón de ser pero que actualmente han quedado obsoletas. Es una buena manera de “limpiar” y eliminar cosas que ya no sirven para poder renovarte. Escribe tus conclusiones.

La forma es importante, tanto como el contenido. Pero no intentes escribir dando forma porque puedes morir en el intento si no estás acostumbrado. Es mejor que vomites primero, es decir, escribe lo que te salga, exprésate, libera tu interior. Después le daremos forma. Ten en cuenta que escribir sobre mí no es escribir tu currículo. Poco importan tus méritos y títulos desglosados en un listado de fechas, eso no es lo importante. Tienes que mostrarte, contar quién eres, qué haces, qué te gusta; darte a conocer. Escribe esto.

Un último apunte: cuenta algo más de ti, alguna anécdota interesante que sirva para ilustrar, habla de tus intereses y de lo que te gusta hacer en tu tiempo libre. Muestra tu otro lado, tu cara hogareña, amiga, humana. Esto gusta, y mucho, porque es lo común a todos los humanos. En el taller Redacción creativa de contenidos web pongo un ejemplo que me encanta y comparto contigo: puede que seas un ingeniero maravilloso que hayas creado una obra espectacular; o un científico que haya descubierto una fórmula dificilísima de resolver. Sin embargo, fuera de ese papel ‘laboral’, eres más cosas: te levantas cada día, desayunas, probablemente hagas deporte, te guste leer o ir al cine e incluso tengas alguna rareza como coleccionar tapones de corcho. Esta es la parte que nos une a todos y con la que podemos conectar con nuestros lectores, haciéndoles ver que compartimos nuestra cotidianeidad, independientemente de que trabajemos en cosas muy diferentes. No olvides escribir esto también.

Comparte si te ha gustado